English Imagen: Escuela Tecnológica Instituto T&eacutecnico Central. Establecimiento Público de Educación. Colombia

Metanización: Desarrollo en la ETITC, para la Isla de San Andres

Cuando se hace referencia a un ambiente anaerobio (metanización), se debe llegar a entender que es una situación que tiene que ver con la ausencia de oxígeno. La idea es ubicar un tema relacionado para entender de forma sencilla, pero con un tratamiento profundo, el panorama que al interior de un proyecto de esta magnitud, se estè desarrollando por un grupo de investigadores, en la Escuela Tecnológica Instituto Tècnico Central, en el cual se han integrado todos los esfuerzos, para que con su desarrollo, no sólo se fortalezca el espiritu de investigacion y puesta en marcha, sino tambien que se beneficie a muchos grupos sociales, que no cuentan con recursos suficientes para adecuar estrategias, que les permitan una forma de vida diferente.

Al grupo de investigacion GEA, se vincularon los ingenieros Luisa Marina Gómez Torres y Germán Arturo López Martínez, quienes participaron en la convocatoria No. 3, de nuevos proyectos de la Vicerrectoría de investigación. Con un título muy llamativo, se proponen un adelanto en lo que tiene que ver con desechos orgánicos. “Diseño de digestor anaerobio para el tratamiento de los residuos de porcicultura en San Andrés Isla y construcción de un prototipo a escala”.

La reducción de la materia orgánica en un digestor anaerobio, produce un biogas, rico en metano, con alto poder energético, que puede ser utilizado como fuente energética. Sobre este precepto, se decide que se desarrolle el proyecto en San Andrés Isla, teniendo en cuenta que la tecnología de producción pecuaria, es aún de subsistencia; existe allí una población porcina de 2.223 cabezas, en 205 predios. Este tipo de tecnología causa que los residuos, no sean correctamente manejados, por lo que pueden ocurrir serios problemas de contaminación. Sobre la base de los resultados del dimensionamiento de un único biodigestor para toda la isla, utilizando el programa BioDigestor©, se conocen resultados, a partir del estiércol porcino, con el objetivo de observar la factibilidad técnica y económica para la implementación de esta tecnología en San Andrés Isla.

La contaminación, generada por el inadecuado manejo de los residuos de la producción porcina, afecta principalmente la atmósfera, la hidrósfera y la comunidad, al producirse amoníaco, sulfuro de hidrógeno, metano y dióxido de carbono que representan riesgos directos a la salud de los operarios y de los animales de la explotación.

La porcicultura es una de las actividades pecuarias de mayor importancia en San Andrés, tanto en términos productivos como sociales. En los últimos años se ha incrementado y se concentra principalmente en San Luis, la Loma y el Cove, donde representa una actividad económica significativa. La forma tradicional como se desarrolla esta actividad, goza de gran potencial ambiental, debido a que incorpora, como fuente alimentaria, los residuos vegetales tanto domiciliarios como hoteleros, así como algunos residuos agrícolas. Esto permite una opción eficiente de reciclaje. Independientemente de la ventaja productiva y ambiental que ha representado la alimentación con lavazas, la porcicultura tiene un sinnúmero de debilidades, relacionadas principalmente con el inadecuado manejo integral de sus residuos, una limitada arquitectura de las porquerizas, que no permite en la mayoría de los casos, la implementación de tecnologías para el tratamiento de los residuos orgánicos, y necesidad de complementación de conceptos, habilidades y destrezas de los productores agropecuarios.

En la emisión de #InstituciónAlDía, Luisa Marina Gómez Torres, Ingeniera Química, Magíster en Ingeniería Ambiental, Doctora en Ingeniería Química, docente investigadora de la ETITC, adscrita al programa de Ingeniería de Procesos Industriales y el Ing. Germán Arturo López Martínez, Ingeniero Mecánico, Magister en Ingeniería Mecánica, estudiante de Doctorado en Ingeniería Eléctrica y recientemente categorizado como grupo de investigación “C”, hicieron una reflexión importante del desarrollo de su proyecto, además presentaron los lineamientos de su vinculación al grupo GEA; el enfoque del proyecto puesto en la mesa para desarrollar; de cómo nace la idea del proyecto propuesto; la responsabilidad ambiental enfocada hacia un biodigestor; los procesos más importantes que han abordado para su desarrollo; en cómo se identifica el proyecto con la Ecoeficiencia, Responsabilidad Social Empresarial y el Cambio Climático; la vinculación del gobierno central, las autoridades locales y la comunidad en general; los aspectos económicos, ambientales y sociales que se han tenido en cuenta para la realización y puesta en marcha del proyecto; trabajos de grado de los estudiantes de los PES que se han realizado en las lineas de investigacion diseñadas por GEA y los prototipos adicionales, que se han desarrollado bajo su asesoría, todo esto, buscando una solución ambiental y social, en ese territorio ubicado en el atlántico y que tambien es de Colombia, la Isla de San Andrés.